UA-110056456-1 LOS LIBROS DEL ROCK ARGENTINO: marzo 2014

LA BIBLIA DEL ROCK (Historia de la Revista Pelo)

JUAN MANUEL CIBEIRA
1ra. Edición: 2014
Editorial: Ediciones B
Prólogo: Daniel Ripoll



En febrero de 1970, en un sótano nacía la revista Pelo.
Su creador y editor, Daniel Ripoll, supo ver el espíritu de la época y con un grupo de amigos periodistas y diseñadores impulsó un medio emblemático que, como bien llama Juan Manuel Cibeira, autor de este libro, fue "el banco de la memoria cultural de una generación".

Durante las siguientes dos décadas la revista fue un referente fundamental e ineludible dentro de lo que dio en llamarse rock nacional. "El secreto fue haber estado ahí. No hay pena ni gloria en eso, simplemente fue haber estado allí. Nos hizo convivir con una época espléndida de cambios profundos, intensos, que luego derivaron en nuevas costumbres sociales y culturales. Ese fue el secreto del suceso de la Pelo, como se la conocía entonces. Estuvo ahí para contarte cómo era la música que escuchabas, quién la tocaba, cómo lucía.

El paisaje era virginal y, de pronto, estábamos contagiados por el poder y la vitalidad que hicieron de los ´70 y los ´80 dos décadas tan apasionantes para vivir", escribe Cibeira.
En estas páginas se recupera el pulso de esas décadas con una lectura precisa, entusiasta y nada melancólica de lo que generó la revista en un mundo que creó voces y sonidos fundantes.
Dice Ripoll en el prólogo: "Muchos se preguntan hoy cuál es el motivo por el que la revista se llama Pelo. Me pareció que en ese momento era la palabra más contracultural e irritativa y que, por otra parte, signi caba la expresión silenciosa y pací fica del deseo de libertad para la expresión y para la individualidad. Tener el pelo largo, o de un modo no convencional, era una forma de resistencia, de decir no, de decir no queremos ser iguales a todo lo instituido."

YO SOY BUENOS AIRES

FABIO SCATURCHIO

1ra. Edición:
 2014
Editorial: Editorial Dunken
Prólogos: Fabio Scaturchio
                 Rodolfo García
                 Juan Carlos Kreimer
                 Pipo Lernoud
                 Daniel Ripoll
                 Alfredo Rosso
                 Miguel Grinberg
                 Marcelo Gobello
                      Claudio Kleinman

Creador del blues en castellano y miembro fundador de Manal, Javier Martinez lleva ya medio siglo recorriendo escenarios de todo el mundo con su particular voz y sus letras de corte existencialista
Escasamente solicitado por los grandes medios y poco requerido por el mainstream rockero, de a poco su figura va obteniendo el reconocimiento largamente merecido

El proyecto de editar un libro sobre su carrera nació de una idea de su actual manager Fabio Scaturchio quien además es cineasta y periodista y logra llevar a Martinez, a través de una serie de conversaciones, hacia distintos terrenos: desde recuerdos de su niñez hasta los motivos por los cuales se sigue negando a la tan esperada reunión de Manal, además de su periplo europeo y sus días en míticos reductos como La Cueva y La Perla del Once

Con una escritura un tanto desprolija debido al estilo utilizado (lo que provoca también algunos deslices en la gramática) pero con una catarata de invitados que incluye entre otros a Alfredo Rosso, Rodolfo García y Pipo Lernoud) Yo soy Buenos Aires se postula como el homenaje en vida tan apropiado a uno de los próceres del rock en nuestro idioma.

“… A los dieciocho años conocí La Cueva; eso cambió mi vida, porque ahí conocí a todos.
 Hacía poco que había dejado de ser Pasarotus, el boliche de jazz, pero seguían yendo los jazzeros y empezaban a venir Sandro y Los de Fuego, los rockeros, y después vino lo que todos saben.
 La Cueva cambia mi vida totalmente, me pone en contacto con Sandro, con los grandes que me influenciaron, con Moris, con Litto, con Tanguito y con la posibilidad real de transformarme en un artista profesional.
¡Les debo tanto a esos tipos, que me llevaron a los dieciocho años a La Cueva! Fue una vivencia fabulosa. Y se dio de una manera casual …”.


La presentación del libro Yo soy Buenos Aires, conversaciones con Manal Javier Martínez (Editorial Dunken, 2014), de Fabio Scaturchio, fue la excusa perfecta para reunir el 20 de marzo a Miguel Grinberg, Pipo Lernoud, Daniel Ripoll y Rodolfo García en el escenario del histórico reducto cuna de nuestro rock, La Perla de Once.
La lista de destacados representantes se extendía en el público: los cineastas Aníbal Uset, Hernan Gaffet y los músicos Hugo González Neira y Gustavo Bazterrica, entre otros.

La fecha coincidió con los cincuenta años que pasaron desde que Javier entró por primera vez a La Cueva, dato sensible para entender la particular naturaleza de su música, su personalidad y de lo que siguió en su carrera.
El iniciador del blues en español había cumplido, además, sus 68 años apenas dos días antes.
Los periodistas que participaron de la presentación coincidieron en destacar la relevancia de Javier no sólo como músico, sino como representante de un movimiento para el que aportó además en el plano intelectual sin perjuicio de lo popular.
Cuando le llegó el turno a Rodolfo, se encargó nuevamente de desmitificar la supuesta rivalidad entre Manal y Almendra, que según los músicos jamás existió y que algunos fanáticos instalaron como fenómeno de "futbolización" del rock.

El cierre incluyó un set de cinco temas a cargo de Javier, acompañado del guitarrista Chino Sanz y Zorro Salinas en bajo.
También hubo referencias a los ausentes que según Javier "hacen a su felicidad", y a su "gran amigo Claudio Gabis", guitarrista histórico de Manal, de quien destacó su calidad como músico y multi instrumentista.

El título del libro puede sonar pretencioso, pero habría que revisar también cuántas reivindicaciones faltan para equilibrar nuestra memoria y ubicar a este artista -y a otros tantos- en el lugar que merece.

GENERACION SUBTERRANEA

La otra historia del Rock de Rosario

SERGIO REBORI

1ra. Edición: 2012
Editorial: Amano ediciones
Prólogo: Los Redactores

Corría el año 1964. En Buenos Aires pasaban muchas cosa, pero los jóvenes inquietos que veían en la música una forma de llevar su mensaje no estaban sólo ahí.
En la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe, a unos 300 kilómetros de Capital Federal, ya había una banda de músicos, que emergía iniciática y contaba con seguidores propios. Eran “Los Wild Cats”, a la que además aspiraba a entrar un compositor y músico, Litto Nebbia, que tenía tan solo trece años.
Este grupo rosarino –que en poco tiempo ingresó en un circuito menos bohemio y más comercial– empezaba a trazar un camino y se lanzaba a lo que por esos años era casi una utopía: cantar rock en castellano.

Varias publicaciones se dedicaron a través de los años al repaso de la historia del movimiento musical y cultural del rock argentino.
La mayoría de las cronologías hicieron foco en la movida que tuvo lugar en la ciudad de Buenos Aires.
Desde la década del 70 hasta la actualidad en Rosario y en la ciudad de Santa Fe fueron muchos los grupos musicales que se gestaron pero muy pocos los registros que trascendieron.

Bajo el nombre "Generación Subterránea" (La otra historia del rock rosarino) se pretende contar ese relato que no está en las reseñas o que sólo aparece de soslayo.
A través de un formato de libro acompañado de un CD de audio se intentará rescatar no sólo la música que influyó a varias generaciones (70, 80, 90) sino el movimiento cultural que giraba en torno a ella.
Se relevará entre otras cosas: la ruta de bares (“El Viejo Albatros”, “Saudade”, “La Buena Medida”, entre otros), los afiches de los recitales, los primeros fanzines (las llamadas revistas subterráneas o publicaciones under, ediciones mecanografiadas que por esos años funcionaron como sitio de resistencia) y hasta espacios de difusión para los músicos locales como el mítico programa de televisión “El expreso de Poli”, conducido por Poli Román.
La idea es realizar un rastreo casi arqueológico de los materiales tanto gráficos como musicales de cada época desde los inicios del rock en Rosario hasta nuestros días, pasando por algunas bandas que tuvieron como escenario a la ciudad de Santa Fe.



En ocasiones se trata de recuperar viejas cintas que fueron digitalizadas, algunas grabaciones tomadas de consola, otras de aire, con el objetivo  de rescatar su valor documental más allá de la calidad de sonido. Siempre teniendo presente la idea de mantener vigente estos discos "olvidados" porque son, sin ninguna duda, parte indiscutida e invalorable de la cultura de la ciudad.

El autor de la idea, la investigación y realización dice:  
Pertenezco a una generación que transcurrió su adolescencia en pleno proceso militar, cargada de temores y prohibiciones, en ese tránsito tan violento y traumático el rock fue un respiro, un verdadero refugio para nosotros.
Anulada toda forma de participación social (no se podía militar, ni ser dirigente estudiantil. Ni simpatizante político) nos quedaba ser rockeros o irnos del país.
Frente al discurso del joven dócil y aplicado que proponían los dictadores, estaba el rock como reservorio de la disidencia, llenando los silencios, poniéndole palabras y música a ese cementerio en el que se había convertido la cultura argentina.
Aprendimos a no preguntar más de lo debido,  irnos de los lugares antes de que fuera demasiado tarde y a esquivar operativos callejeros.
Tal vez la música no fue suficiente antídoto contra la represión y el miedo, pero sin esas certezas a las que nos aferramos como náufragos todo hubiese sido peor.


Por esos años los recitales de Irreal, Pablo el enterrador, Hipocampo rock, Charlie Bustos, Oasis y tantos otros eran espacios de encuentro, saber que no estábamos solos, aquellos jóvenes habíamos construido un “Nosotros” irreductible y resistente capaz de oponerse a través de la música y otras prácticas asociadas como las revistas under, al régimen militar.

Desde los inicios del rock en Rosario con Los Gatos, hasta la aparición de la trova ya en el ocaso de la dictadura, fueron muchos los grupos musicales que transitaron esos años, sin embargo prácticamente no existe  registro alguno de ese pasado reciente, es una deuda pendiente  con nuestra generación  y un legado para los que vinieron después, recuperar aunque sea en parte esos trozos de vida perdidos, es el motivo que nos moviliza para emprender este proyecto, nuestra ciudad tiene una mística cultural y esos  “Tiempos difíciles” son también patrimonio de todos.

La contratapa del libro trae "un bolsillo de jean" donde esta introducido un CD con 17 temas extraidos de diferentes discos y/o conciertos.


N.de la R.:
Los que tuvimos el privilegio de hacernos de este libro desde su salida, tuvimos el ejemplar que venia dentro de una funda de carton con estos dos collages en cada lado de dicha funda.

Lamentablemente no figura en los agradecimientos mi blog LA COFRADIA, de donde han sacado tapas del grupo Irreal (en vivo) hechas por mi o de un concierto en y que estan impresas en el libro o en el blog del libro: http://generacionsubterranearock.blogspot.com.ar
Probablemente haya sido un olvido......supongo.


A pesar de esto último, es un libro IMPRESCINDIBLE para ir completando la historia del Rock en la Argentina.
Lo recomiendo altamente.