UA-110056456-1 LOS LIBROS DEL ROCK ARGENTINO: junio 2015

LUIS ALBERTO SPINETTA - UNA VIDA HERMOSA


MIGUEL GRINBERG

1ra. Edición:
2015
Editorial: Editorial Atlantida  
Prólogo: Sin Prólogo

“Periódicamente de modo sutil y persistente nacen en este planeta individuos predestinados a crear puntos de referencia singulares, todo ellos afinados en una única perspectiva: la evolución de nuestra atribulada especie. No vienen a reproducir las formas tradicionales sino que son portadores de semillas de cambio social y esclarecimiento existencial, como simples seres de luz en tiempos de oscuridad colectiva. Luis Alberto ha sido uno de ellos”, dijo Grinberg en una nota concedida a Radio Télam.


Para Grinberg, su libro "es una lectura existencial de Spinetta. No es una biografía, un anecdotario, un calendario ni un culto. Son -las definió- postales de momentos de intimidad, fragmentos de poesías y fotos inéditas. Este libro es un viaje”.

“El titulo de “Una vida hermosa” surge de una entrevista que le hice para mi libro “Como vino la mano” donde Luis dijo que “crear una obra hermosa exige antes una vida hermosa, no es al azar sino que se edifica paso a paso porque Luis Alberto era un fertilizador de almas”.

Al ser consultado sobre las expectativas en torno a la publicación, Grinberg, una intelectual fundamental en los inicios del rock argentino, dijo que esta "preparado para este lanzamiento, con la expectativa de ver como es recibido porque no me ocupe de hacer una biografía, calendario, anecdotario, discografía sino que la proximidad con Luis Alberto me permitió conocer al ser que estaba detrás del nombre".


 "Lo quise retratar con la palabra desde su poesía, sensibilidad y la simplicidad como la de todos los grandes”, resumió el periodista.

En ese sentido, señaló que “me dediqué a la poesía del 'Flaco' porque las letras están popularizadas y el publico tiene sus preferencias y porque por cada uno que compró su libro 'Guitarra negra' hay 100.000 que compraron un disco, entonces está en minoría".

Y en tono íntimo abundó que "el hecho de ligarlo con la poesía me permitió recomponer los momentos que compartimos con Luis Alberto desde el principio de Almendra”.

Sobre la forma en que se conocieron, Grinberg narró que “yo era redactor en vías de convertirme en pro-secretario de redacción de la revista Panorama. Un día, vi un muchacho al que no conocía en la puerta de entrada. Era Ángel Del Guercio -hermano de Emilio-, que en esa época le hacía la prensa a un grupo nuevo llamado Almendra y venía a traerme el primer simple del conjunto. Fue así que me invitaron a un recital en el teatro Payró y así comenzó una relación”.

En esa línea, Grinberg evocó reuniones literarias con el músico como "los encuentros de rockeros en el Parque Centenario en el 73, la presentación de 'Artaud' en el Teatro Astral, de la cual fui productor, y hasta los primeros momentos de Invisible donde me pidió que me pusiera dentro de "Elmo lesto", un muñeco incomodo que bailaba en los recitales".

“En su obra poética encontré un mensaje definido de iluminación, por eso debe divulgarse. Vivió en sintonía con las esferas donde se incuban los mejores sueños de la humanidad, aunque algunas veces se topaba con algunas de las más traumáticas pesadillas de una cultura en descomposición", sostuvo.

Al recorrer el territorio en el que Spinetta plasmó su poética, indicó que "consolidó su magna obra oscilando entre un caos estructural y una zona de ilimitado deslumbramiento. Aquí es donde se anidan y asimismo vibran las musas de los poetas, las armonías de los músicos y las visiones de los profetas. Que están a disposición de quienes se predispongan al contacto, a la impregnación energética que conocemos como “estado inspirado del alma”.

Sobre la forma de Spinette de vincularse con el rock, Grinberg consideró que para "Luis, el rock no sería un protocolo cerrado, un marco estilístico rígido al que constreñirse, sino, más bien, un océano en el que navegar con sus propios barcos. De hecho sus canciones más asimilables a un rock estricto ('Rutas argentinas', 'Blues de Cris', 'Me gusta ese tajo'), más allá de algunos rasgos tan personales como inevitables, suenan casi como ejercicios de estilo".

"El Spinetta clásico -vislumbró- está, en cambio, en esos temas donde puede detectarse una zamba, o la lectura de un vals leído por Bill Evans, o un fraseo piazzolleano, y donde, sin embargo, nada es, nunca, exactamente igual a sus fuentes".

"¿Dónde poner 'Ella también', 'Los libros de la buena memoria', 'Seguir viviendo sin tu amor' o 'Durazno sangrando'? ¿Cómo ubicar a 'Credulidad', 'La cereza del zar', 'Starosta el idiota', 'Dulce tres nocturno', 'Serpiente (viaja por la sal)' o 'Cantata de puentes amarillos'?", se preguntó.

Y Grinberg se respondió: "caben en el llamado rock nacional sólo porque Spinetta decidió circular por allí y porque, curiosamente, aunque el género tomó muy pocas de sus enseñanzas, lo consideró siempre su maestro".

UN MAR DE METALES HIRVIENTES


Crónicas de la resistencia musical en tiempos totalitarios (1975-1980)


MIGUEL GRINBERG

1ra. Edición: 2015
Editorial: Gourmet Musical
Prólogo: Miguel Grinberg



"La belleza es un mar flagrante de metales hirvientes, y solo es belleza si el cocinero se aleja prudentemente y sabe las manipulaciones. Si no sabés los procesos, se convierte en una lava hirviente que te quema el rostro y te destruye” - Luis Alberto Spinetta.

Un periodista heterodoxo, en el marco de un diario argentino sujeto a la censura castrense, halló la manera de expresar casi diariamente el ansia de libertad y creatividad de una generación de artistas dispuestos a no ser intimidados por la represión y mucho menos silenciados por la censura que imperó en nuestro país durante los años del llamado “terror azul”.

Miguel Grinberg, crítico musical y poeta, especialista en temas generacionales y movimientos contraculturales, concretó en las páginas del matutino porteño La Opinión una artesanía de la expresión indómita, con énfasis en las propuestas libertarias del rock autóctono y de otras de las músicas renovadoras de la época.

El debut de Serú Giran, la reunión de Almendra, los numerosos festivales de rock y la actividad de MIA, Los Jaivas, Alas, Nito Mestre, Raúl Porchetto y tantos otros músicos hoy famosos algunos y otros ya no tanto; las experiencias de Aquellare, Spinetta y León Gieco en España, Estados Unidos y Latinoamérica; los nuevos tangos de Astor Piazzolla y Rodolfo Mederos; la difícil relación de la música y los medios de comunicación; los altos y bajos de la industria musical, son solo algunos de los numerosos temas que abarcan estos textos.

Este libro, recopila por primera vez una selección de críticas, crónicas, entrevistas y otros textos clave para entender el desarrollo del periodismo, la cultura y la música popular, así como de la vida cotidiana durante la última dictadura militar entre 1975 y 1980.



LETRISTAS - La escritura que se canta

 
ALEJANDRO GUERRI / FEDERICO MEREA

1ra. Edición:2005
Editorial: Gourmet Musical
Prólogo: Los Autores



A través de conversaciones con destacados autores de canciones de música popular, este libro indaga en el misterioso oficio de la creación de textos escritos para ser cantados: el proceso de escribir letras, los vínculos entre escritura y música y también el imaginario personal de cada autor.

La lista de entrevistados abarca un amplio espectro de la actual música popular argentina, desde el rock, el pop y el rap hasta la cumbia santafesina, la cumbia villera, el tango, la balada, el folklore y la payada: Ramón Ayala, Pipo Cipolatti (Los Twist), José Curbelo, Adrián Dárgelos (Babasónicos), Juan Carlos Denis (Los del Bohío), Horacio Fontova, Roberto Jacoby (Virus), Pablo Lescano (Damas Gratis), Javier Martínez (Manal), Paz Martínez, Santiago Motorizado (Él Mató a un Policía Motorizado), Héctor Negro, Ale Sergi (Miranda!), Jorge Serrano (Los Auténticos Decadentes) y Dante Spinetta (Illya Kuryaki and The Valderramas).

La rima y el estribillo, la relación entre las palabras y la música en sus múltiples variantes, cómo se elige el título de una canción, de qué manera surge y cuánto se corrige una letra, son algunos de los muchos aspectos que estos renombrados autores analizan para nosotros.

Alejandro Güerri (Buenos Aires, 1976) tiene publicados tres libros de poemas: Podemos llamarlo un día (2005), Hola, Harvey (2008) y Oriental (2010). Es Licenciado en Letras (UBA) y uno de los editores de los sitios Ñusléter, 24 hs. de literatura (www.niusleter.com.ar) y GRaFiTi, www.escritosenlacalle.com. 

Federico Merea (Buenos Aires, 1973) es camarógrafo y fotógrafo, también fue productor de documentales. Tiene publicado un libro de cuentos, La poética del asunto